Dependencia feliz

La verdad es que con las inversiones venimos manteniendo tradicionalmente una relación de amor-odio, una especie de ambiguo malestar en plan “ni contigo ni sin ti”, como canta el fandango, sobre todo la gente del progresismo generacional, hoy con un pie (o con los dos) en la jubilación, a la que la teoría enseñó a…






Leer Más