Vasos corintios

La Navidad es fecha peligrosa para los aficionados a los libros aunque predilecta quizá para el bibliómano. Los que tenemos demasiados libros, que somos muchos, demasiados, sabemos lo nuestro de inquietudes y desazones provocadas, no por ellos, sino por su singular facilidad para camuflarse entre anaqueles, pero también por el aluvión de ejemplares nuevos que…






Leer Más