El tiempo detenido

Me llega a través de Ricardo Bada–otro onubense de la diáspora que, allá en su Colonia de adopción, registra incansable en su bitácora la vida en torno– el comentario de una profesora que rechaza, con razón, el escándalo que a otro internauta parece haberle producido la noticia de que hay personal por ahí capaz de…






Leer Más