Comer por el ojo

En los tiempos en que trabajé en el ministerio de Agricultura, un amigo subdirector de la cosa y conocedor de mi juvenil afición a la comida americana, entró un día en mi despacho y puso sobre mi mesa un pequeño dossier. “Anda, tío, léete esto y luego haz lo que quieras”, me dijo enigmáticamente antes…






Leer Más

El saber fragmentado

Tropiezo con la queja doliente de un profesor a propósito de la crisis del libro, que el supone –dándola por demostrada– la causa mediata del fracaso docente y, más allá de éste, de la debacle cultural fácilmente comprobable en las nuevas generaciones. Según él, no habrá de mantenerse en pie mucho tiempo un sistema educativo…






Leer Más