Se dice, con razón, que en el pacto de gobierno bicéfalo tramado entre el PSOE e IU en Andalucía, vale más el papel que lo pactado. Ya veremos, porque urdir un “Gobierno de izquierdas” en la coyuntura que atravesamos, parece una tarea más que difícil, no sólo porque nadie sepa ni bien ni mal que es hoy por hoy la izquierda sino porque resulte casi imposible de determinarcuál sea el margen real que tendría esa izquierda para diferenciarse de su referente conservador, al menos  mientras la crisis apriete y nuestros socios sigan apostando casi en exclusiva por el ahorro presupuestario. Lo que aquí se haya tramado o esté por tramarse, pertenece en cualquier caso, por naturaleza –que sepamos– a la lucha por el Poder ambicionado por ambas formaciones y encerrado sin remedio en ese cofre cuya llave presume de poseer Valderas, es decir, no dejaría de ser legítimo aunque acabara siendo disparatado. Otra cosa es la que el diputado del PNV Jabier Agirre le ha demostrado a la franquicia vasca de IU, Ezquer Batúa, a saber que el “no pacto” entre ambas formaciones no se debió, como afirma ésta última, a “diferencias programáticas” sino a la negativa de los nacionalistas a concederles 39 enchufes en la Administración autónoma, tres colocaciones cualificadas en importantes instituciones privadas, un crédito de 600.000 euros sin avales, tres enchufes más en el caso de alcanzar el gobierno de la Diputación y la inclusión en los Presupuestos del 2012 de una partida de 300.000 euros disponibles para subvenciones. O sea un trato, no un pacto, y un trato entre chalanes que, desde luego, no es el primero que se perpetra en nuestra democracia atomizada, pero que demuestra hasta qué hondo calado ha descendido la moral política. Los partidos se han olvidado de su índole ideológica para convertirse en simples agencias de colocación. El video está colgado en Youtube y en él podrán comprobar que los aludidos ni se molestaron en defenderse. Para qué.

Hace mucho que Milovan Djilas explicó lúcidamente en “La nueva clase”,mo los partidos, incluso los autoproclamados revolucionarios, habían degenerado al producir una burocracia privilegiada que vivía a cuerpo de rey administrando los medios de producción que no poseían de la misma manera que la aristocracia histórica había hecho durante su hegemonía o las formaciones burguesas durante las suyas. Hoy vemos la teoría de Djilas como en un espejo sin más que mirar a nuestro alrededor y nada digo si nos cae delante un testimonio como el que arriba va descrito. Esta legislatura hemos de ver los andaluces en qué queda ese pacto bicéfalo que tiene más aspirantes a la nueva clase que prebendas que repartir.

6 Comentarios

  1. Sin duda los aristócratas vivían a cuerpo de rey pero pagaban con sus vidas e hicieron España. Estos están desaciéndola.

  2. El título diferenciador lo dice todo. He visto esa escena parlamentaria y es realmente desvergonzada. Lo asombroso es que la gente siga confiando en un sistema que funciona de la manera que estamos comporbando cada día.

  3. El video es fantástico pero, como dice jagm, no revela nada nuevo. ¿Que le hemos dado a los catalanes, que le dieron en Andalucía al PA, en Mallorca al propio PSOE…? Estos no son pactos, en efecto, sino tratos. (Dicho sea con la peor intención).

  4. Do ut des, dice el adagio. Todo trato se basa en ese principio. Pero en estos casos políticos que estamos viendo (y que siempre existieron, no vayana a creer otra cosa) son pura mangancia, pura golfería, puritito saqueo.

  5. Esos «pactos» no son políticos, son meras depredaciones en favor de ellos mismos, de sus familiares,amigos y socios. Claro que sería injusto echar ese perro a Ezker Batúa y no acordarse de los demás. Créame, en todas partes cuecen habas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.