Dice la Junta que el nombramiento del ex-presidente González para sustituir al sabio Ginés Morata al frente de Doñana es “un lujo para Huelva”. Para quien va a ser un lujo, sin duda alguna, será para los propietarios del proyecto de oleoducto, del que Glez. es partidario declarado, y para el que la consejera Cinta Castillo era un peón excesivamente ingrávido. Se han empeñado en sacar adelante el proyecto del “amigo político” como en tiempo se empeñaron en sacar el de “Costa Doñana” que, precisamente, era un negocio del entorno familiar e íntimo del “lujo” que acaban de regalarnos. Eso es Huelva para el Gobierno y la Junta: lo que fue para los viejos caciques, de los que los actuales no se diferencian más que en el hábito.

1 Comentario

  1. La imprescindible autovía Huelva Cadiz es un proyecto “peligroso” para la conservación de Doñana. Tropecientos petroleros descargando crudo NO lo son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.