También el copresidente Valderas, como el del Consejo Consultivo, ha optado por reconvertir en “asesor” de su gabinete al conductor de su coche oficial, con absoluto desprecio por las normas administrativas y una audacia que delata la insaciable rapacidad de algunos profesionales de la política. Mientras la hijuela de IU en Cataluña anuncia su propósito “regenerador”, la andaluza asume su papel de mamporrera de las corrupciones y tapa con su manta a los corruptos del “socio”. Y Andalucía, en concreto, pecha con el gasto y se ve más deformada que nunca en el espejo cóncavo de los trapicheos caciquiles. Verán como Griñán, por la cuenta que le trae, no les dice ni pío a estos aprovechados que tiran con pólvora ajena. La pólvora que usted y yo hemos de pagar a tocateja en Hacienda cuando llegue Junio.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.