Nuevo palo en las costillas morales (y políticas, por supuesto) de la familia Chaves. Tras el pleito perdido del propio Presidente contra El Mundo, ahora el archivo de la querella interpuesta por uno de sus hermano contra la práctica totalidad de los que hacen este periódico. Dice la jueza que, siendo manifiesto el interés de lo publicado, se aprecia, además, que los periodistas actuaron con veracidad y nunca imputaron al querellante delito alguno. Se limitaron a estimar lo impropio que resultaba y resulta que un hermano haga el Presupuesto de Andalucía, y otro se lo adjudique a un tercero. No había, pues, ningún “montaje” –palabra talismán de los sorprendidos o apurados– ni otra intención que la muy legítima de que los contribuyentes andaluces conozcan cómo se administra su dinero y qué evidentes ventajas tiene el que parte y reparte. Buena lección, desde luego. Chaves haría bien en asumirla y cambiar su inútil estrategia del tapabocas.

1 Comentario

  1. Lo digan como lo digan, se querellen o desdigan, manifiestan -se les adivina, no sé cómo explicarlo- un confuso avatar entre público/privado cuando montan sus números.

    Y yo que me huelo que el dinerito que cobran sus abogados sale de su bolsillo, el de usted lector, y del mío, y del otro, y del de más alla´…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.