IU se está dejando los pelos en la gatera, con muy buen criterio, con tal de reunir cuantas más fuerzas posibles en la plataforma contra el proyecto petrolero  que el grupo extremeño Gallardo proyecta construir en la provincia, atravesando terrenos protegidos y, en opinión de los expertos, exponiendo a notorios peligros al medio ambiente. Incluso ha forzado que el negocio se vea en el Parlamento porque no tiene sentido que los andaluces no conozcamos la postura de Chaves cuando el Gobierno extremeño aprobó hace tiempo el plan. Va a tener, eso sí, que contar con el apagón informativo de los medios prooficiales (el interés de la Junta y su partido en el asunto es manifiesto) y con la obligada discreción de los vinculados al dueño del grupo que, lógicamente, defenderán lo suyo. ¿Otra batalla en solitario para El Mundo? Por pura higiene democrática sería de desear que no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.