Lleva razón el alcalde de Jaén cuando califica de “ridícula” la protesta del PSOE e IU ante la rebaja de las peonadas agrarias de 35 a 20 por parte del Gobierno de la nación. Y la lleva porque ésa fue precisamente la cantidad de jornales solicitados por ambos partidos en septiembre. Nadie ignora que esa renta agraria es necesaria para muchos y también un abuso por parte de otros muchos, razón por la que andarse con trucos en materia tan delicada parece temerario, especialmente si lo que se demanda ahora es la supresión total de ese requisito, lo que abriría una puerta incomprensible a cualquiera que habitara en el mundo rural. La demagogia en este punto toca fondo con esta pretensión al paso que descubre la desorganización de los protestantes que piden soluciones distintas según donde lo hagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.