“No entiendo por qué hay que investigar algo que no está demostrado”. Fulminante y apodíctica, la diputada de Bienestar Social que se empeña en no conocer por su propios y sobrados medios qué ha ocurrido o está ocurriendo de verdad en la casa de acogida de Ayamonte. ¡Pero si estuviera demostrado ya no habría nada que investigar, criatura! Es ante esta situación de denuncias no probadas sobre materias tan sensibles, cuando habría que reaccionar por lo menos interesándose por unos hechos que tienen visos de no ser precisamente una invención. Porque si al final de prueba que realmente la realidad es la denunciada, la responsabilidad de la Diputación sería ya entera y plena. Cerrar los ojos no suele valer de mucho; tratar de cerrárselos a los demás es normalmente inútil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.