Ahora resulta –la propia Junta es la que lo dice– que la multinacional Delphi, que quiere levantar el vuelo llevándose nuestros miles de millones, como bandada del tordos tras saquear el olivar, tenía compromiso legal de mantener abierta la factoría de Puerto Real hasta el 2010 y que el actual cierre había sido programado hace tiempo por sus expertos. ¿Qué hacían, entonces, la Junta y los sindicatos, nunca sospecharon de esos manejos, nunca advirtieron los movimientos de deslocalización que ahora todo el mundo parece ser que conocía? ¿Y qué piensan hacer ahora, dejarla que se lleve la fortuna trincada o reclamársela desde ya y con respaldo del Gobierno si es posible? Veremos si hay más suerte que con las reclamaciones de las que se carcajeó Boliden tras el vertido tóxico o con tantas otras como han demostrado que la Junta larga subvenciones, sin mirar, al primero que llega poniendo un  cartel y anunciando trabajo. Puede que incluso coincidan en tiempo y lugar este conflicto con el que anuncia Airbus, otra trincadora de ayudas. Lo que no parece descabellado preguntarse es si no hubiera traído más cuenta invertir directamente lo que se han llevado por la cara, ante esta Junta ciega y sorda, los aventureros y los oportunistas.

5 Comentarios

  1. Pingback: porn memberships
  2. Thank you a lot for sharing this with all folks you really understand what you are speaking approximately!
    Bookmarked. Please additionally seek advice from myy website =).
    We will have a link alternate agreement among us

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.