“Menos política y más fútbol”, quería Solís, “la sonrisa del Régimen”. En esta Huelva que vive el preascenso del Recre, Solís estaría encantado viendo y escuchando el cabreo sordo de la oposición municipal mortificada por la idea (cierta) de que ese ascenso beneficia al Superalcalde, o la imagen insólita de Trillo y Cejudo en el palco del estadio malagueño cuando no en el palco del amigo en el Nuevo Colombino. Diego de la Villa ha pedido a Pedro Rodríguez, incluso, que deje de aprovechar ese viento de cola, simpleza sublime que no se le ocurre a ningún político como no sea a uno bisoño y sobrevenido. Por lo demás, ahí tiene ese cabreado –que se olvida del papel que su partido, efectiva e incautamente, le puso en bandeja al alcalde actual para salvar al Decano de la desaparición—esa supermillonaria historia del club, financiada sin tasa por El Monte, que andan presentando peña por peña sus máximos dirigentes. Esa final la perdió hace mucho un PSOE que no supo valorar en su momento el peso simbólico del Recre en la capital. Si desde la inopia opositora se apuntan ahora al bombardeo final, imaginen qué hubieran hecho si el preasenso los llega a pillar gobernando.

1 Comentario

  1. Si Rodri se beneficia del ascenso es lo justo: el PSOE dejó al Recre abandonado y cuando Rodri lo salvó con la operación de venta del Estadio, lo llevó a los tribunales y alardeó de que iba a meterlo en la cárcel. La gente tiene memoria y se acuerda de estas cosas. Por eso las encuestaas dan lo que dan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.