¿Qué hacer si un Ayuntamiento es heredado en la más absoluta ruina y, encima, las Administraciones gestionadas por el PSOE, es decir todas, deciden asfixiarlo por completo prolongando –hasta las elecciones por lo menos—el cierre hermético de todos los grifos? En Valverde del Camino se vive ahora mismo una huelga general porque la Diputación, la Junta y el Gobierno se niegan en redondo a concederle crédito para escapar a la quiebra en que los gestores del PSOE han dejado al pueblo, sin duda con la absurda intención de enfrentar al nuevo gobierno municipal –que ha volcado el puchero—con los trabajadores y con el propio pueblo. PSOE e IU se niegan, mientras tanto, a respaldar en el Parlamento una salida decorosa. El viejo caciquismo era una broma comparado con el actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.