Somos una región “imparable”, si quieren, una tierra de alegrías y progresos, pero tenemos más pobres cada día que pasa. Las cifras de Cáritas son elocuentes: uno de cada tres pobres españoles son de este paraíso imaginario donde el dinero público se derrocha cuando no se malversa a mayor gloria del “régimen” imperante. Más de cien mil andaluces –bastantes más- se hallan en “situación de extrema vulnerabilidad”, una cifra, como la anterior, que no corresponde con nuestra población regional sino que, por desgracia, es mucho mayor. Pero eso es algo que ni se ve desde los altos de la Junta ni lo conocen siquiera nuestros paisanos. Nunca tanta miseria alardeó tanto. Desde la opulencia del Poder ni se percibe tanta desgracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.