Me pregunto en puertas del nuevo año qué habríamos de hacer nosotros, los pobres occidentales degenerados por la civilización judeo-cristiana, si tuviéramos que perseguir a la patulea de genios transgresores que exhiben en nuestras salas, desde Venecia a Don Benito, cristos erectos, vírgenes hetairas, santos lupanarios, sacrílegas felaciones o ángeles sodomitas. Ninguna civilización ha alcanzado este grado de apertura de sus propios registros morales y ninguna, probablemente, ha llegado a ser tan imbécil como para pretender, al tiempo y con intención alternativa, alianzas con las que se han mantenido cerradas a cal y canto sobre sí mismas, como sagrarios del mito y fortines de la ignorancia primordial. Aún colea, por ejemplo el drama provocado por las caricaturas danesas de Kurt Westergaard en el ‘Jyllands-Posten’, aquellas en que Mahoma aparecía tocado con un turbante en forma de bomba que, al estallar en manos de los celosos propagandistas, ocasionó una tremenda conmoción incluyendo algunos asesinatos de religiosos. Un somalí armado de un hacha ha inaugurado el año presentándose, en efecto, en la casa que ocupa el dibujante con su nieta y ha logrado mantenerlos acorralados en una habitación blindada hasta que la policía hubo de reducirlo a tiros, liberando al secuestrado que, como consecuencia a su condena a muerte dictada por la ‘sharia’, vive bajo estrecha protección policial desde hace cuatro años. Ésa es la relación real que nos permite esperar un  trato igualitario con ‘culturas’ –porque no son ‘civilizaciones’, dado que ‘civilización’ es un concepto unívoco—que parten del supuesto indiscutible de su superioridad no sólo moral sino trascendente y de la idea legitimante de que Occidente, o sea todos nosotros, no somos más que la reserva diabólica del Mal que, en consecuencia, hay que destruir. Destruir, ojo. Quienes hablan del pacifismo coránico no mienten, pero tampoco dicen la verdad. Lean el Corán y juzguen por cuenta propia.

 

El somalí del hacha era miembro del complejo terrorista que culmina en Al Qaeda, primo probable de los secuestradores de nuestros pesqueros y compinche de los raptores del desierto, y defendía la integridad propia con una determinación simétrica pero opuesta a la que permite a nuestra Administraciones subvencionar nuestro propio escarnio con el dinero de nuestros impuestos. Buen ejemplo inaugural a las puertas de este año en que parece que Occidente se plantea abrir un nuevo frente bélico en Yemen mientras el radicalismo islamista se sublima en sus diarias masacres de Iraq o Afganistán, para ponérselo más difícil todavía a los funambulistas del zapaterismo. En Arabia ya habrían decapitado al agresor. Aquí no gastamos cadalsos pero sí que vamos a tener que rebobinar el idiotario.

7 Comentarios

  1. La prueba de que no sabemos donde vamos y que hacemos cualquier cosa es que por un lado egoistamente condenamos a medio mundo a morir de sed y a otros a morir bajo el agua y por otro lado nos dejamos avasallas por cualquier otra cultura, sobre todo si escupe sobre la nuestra y nos tilda de bárbaros y colonialistas.Somos una civilización de esquizofrénicos.
    Besos a todos y sobre todo ¡que este nuevo año les sea leve y lucido cual pluma de pavo real!

  2. Mi amigo José Antonio se encuentra enfermo no grave por lo que, de momento, no puede publicar sus acostumbrados artículos.
    Le deseamos todos una pronta mejoría.

  3. Don Terrades, gracias por mantenernos informados.Me preguntaba que pasaba.Pensé que eran unas vacaciones normales. No sabe cuanto lo siento.Le deseo que se recupere muy rapidamente.
    Un beso a todos.

  4. Dos o tres días desconectado del mundo cybernético por causas ajenas y en esta mañanita de Reyes, en que quien más quien menos disfruta con algún regalo de las magas Majestades, me necunetro con la noticia de la pachuchez de nuestro querido Anfitrión.

    Espero, deseo y elevo mis plegarias porque se trate de algún pequeño alifafe tan pasajero, que pronto nos encontremos aquí de nuevo el consuelo de su recuperación y la maestría de su saber y su palabra.

    No nos deje sin algún parte periódico de la evolución, don Terrades.

    Besos a todos.

  5. Mi amigo José Antonio mejora y parece que mañana publicará sus artículos habituales.
    José Antonio les saluda a todos ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.