Desde luego no se trata, como están haciendo el PSOE y el PP, de comparar cual de las dos formaciones viola más el Pacto Antitransfuguismo sino de aceptar que todos, sin excepción, lo practican desde el Poder cuando les llega la ocasión. Pero en Andalucía tenemos esta vez al paradigma perfecto del “caso Pajín” ocurrido en Benidorm, porque repite ce por be lo ocurrido en Gibraleón y, muy probablemente si no es con toda seguridad, repetirá también, cuando el momento llegue, su miserable desenlace: el PSOE fingirá la expulsión de los ediles rebeldes fugados en masa, pero consentirá encantado que se hagan con el ayuntamiento para, finalmente, recuperarlos con alfombra roja en las listas de las próximas municipales. Prueba del 9: verán como ni Pajín ni nadie se compromete negando esta última posibilidad. Hay demasiados intereses en juego para que pudiera ocurrir de otra forma.

1 Comentario

  1. Ese mismo ejemplo se me vino a la cabeza. Apostaría lo que fuese a que así será. Quien no los conozca que los compre.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.