Ante cada nuevo escándalo o traba, el co-presidente Griñán, queda más acorralado a pesar de su desparpajo. Él fue quien predijo , refiriéndose a su ex–delegado Rivas, condenado por el jurado popular, que la Justicia le daría la razón, de manera que debería ser ahora el primero en disculparse y admitir su error. Lo cual no entra, evidentemente, en sus planeas ni intenciones, lanzado como va en su sueño de hacerse con el partido en toda España y, quién sabe si en su momento, también en candidato a Presidente del Gobierno. Imaginen como le irá a Andalucía, situada desde ahora en un segundo plano de interés para su propio Presidente, y con IU encaramada en la chepa, sobre todo si caen nuevas condenas que dejan en evidencia el fondo de sentina que ha sido este último decenio la política de la Junta de Andalucía.

2 Comentarios

  1. Griñán “perdió las elecciones andaluzas con los peores resultados en su comunidad (…) y alguna responsabilidad tendrán en el paro desbocado en Andalucía o en los escándalos de los ERE”. (El País, 30.10.12)

  2. No tienen vergüenza torera ni unos ni otros. Los comunistas le comen en la mano al primero que les ofrezca el mendrugo. Salvo los de Extremadura, que están dando una soberana lección a estos pardillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.