El presidente Moreno ha anunciado el fin del apocalipsis vivido en Sierra Bermeja. La lluvia ha logrado lo que no pudieron lograr los hombres a pesar de su admirable sacrificio, aunque todavía quede mucho por hacer. Establecido por la Junta el “nivel cero” falta, evidentemente, rematar la faena y, lo que es más importante, sacar las consecuencias sobre un desastre que ha demostrado superar toda previsión y todo esfuerzo. Que algo atroz e impredecible se está fraguando en la Madre Naturaleza es ya tan indiscutible como que los muchos medios son aún pocos y que urge arbitrar una ley a la altura del actual desafío. Moreno sabe que, sofocado el incendio, queda mucha brega por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.