Mientras no ceja de acusar al PP de proteger a sus “imputados”, el PSOE hace lo propio con los suyos cada vez que se tercia. La última ocasión se ha producido en Bollullos del Condado, donde el partido, por razones que él sabrá, ha cerrado filas con el ex-alcalde y los tres ex-concejales actualmente imputados por presuntos delitos de prevaricación, falsedad documental, malversación de caudales públicos y fraude en la contratación, en un caso, además que, al menos en lo hasta ahora conocido, parece bastante claro. Ninguno se libra a la hora de pagar la misma moneda que se pretende cobrar a los demás, con independencia de que pueda haber razones que “expliquen” el apoyo. Eso es precisamente lo peor de estas miserias y lo más desmoralizador.

1 Comentario

  1. Qué vergûenza! Lo que pasa es que en las próximas elecciones serán reelegidos y ahí es donde vemos que al personal le parece normal que se robe. Ha asumido el echo: se está encima para robar. Lo importante es que caigan algunas migajas de la mesa de las autoridades.
    Qué asco!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.