Es verdad que el nuevo Gobierno de la Junta se afana en levantar las alfombras y que está sacando a la luz un indescriptible paisaje de inepcias y mangancias. Pero parece que también lo es que el Poder, como la muerte, a todos iguala con un mismo rasero. Ahí tienen a los nuevos responsables de la agencia IDEA –de soltera, IFA— repitiendo, ante la indulgente cachaza de la magistratura, el gesto de sus antecesores para negar la información requerida desde el estrado. Ni los de antes no los de ahora, por lo que se ve,  quieren colaborar con la Justicia. ¿Qué puede explicar esta desconcertante continuidad de los gestores, unánimes a la hora de apagar la luz cuando aparece la Ley con su linterna? Eso es un misterio –al menos, de momento— ante el que sin demora debería reflexionar el “Gobierno del cambio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.