Por fin conocemos algún proyecto concreto emanado del pacto PSOE-IU: el de la creación de una “banca pública andaluza”. Se trata de una vieja idea que no excluye a los totalitarismos de toda laya (fue, por ejemplo, un santo y seña nunca rematado del falangismo) y que, en estos momentos de confusión del sistema financiero, hay que ser insensato o tener mucho sentido del humor para plantear. O sea que propician la ruina de las Cajas de Ahorro y a renglón seguido proponen levantar una nueva en la que, ni que decir tiene, cada partido tendría su parcela. Si la banca privada anda como anda, pueden imaginar cómo andaría una pública en manos de los Valderas y sus socios. Si a Chaves le condonaron su deuda millonaria en una de las privadas, pueden hacerse una idea de lo que podría ocurrir en una “pública”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.