No hay quien entienda la saga-fuga de la Agencia IDEA, sus presuntos cambalaches millonarios, sus atascos administrativos ni su politización. Menos si cabe esa pelea de gatos entre la propia Junta (la “del cambio”, no ya la del “régimen”), la jueza sustituta y la Fiscalía, los dos primeros prodigando árnica sobre los ex altos cargos investigados, la última manteniendo con tenacidad su presunción de “graves delitos” en el caso. Y menos aún la contradicción que supone que esa Junta solicite por las buenas el archivo de lo que ella misma denunció y, al mismo tiempo, destituya de un plumazo a todos y cada uno de los “gerentes” partidistas heredados para sustituirlos por funcionarios. ¡Todo ello sin que nadie discuta que IDEA fue “la caja pagadora” de los ERE! Al viejo “régimen” se le entendía todo; al nuevo, ni eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.