Nada más sacar a la luz una encuesta el alcalde de la capital, el PSOE en peso se ha disparado como un manojo de nervios. La presidente de la Dipu y arriesgada candidata a la alcaldía ha pedido “una campaña limpia”, como si la publicación de sondeos fuera algo sucio o insólito en este país nuestro. Por su parte la “consejera breve”, Cinta Castillo, no se ha cortado un pelo al decir que le parece “patético que el alcalde encargue encuestas falsas” y algún dirigente más ha remachado el clavo con simplezas del mismo orden. ¿Nervios? A manojos, ya digo, sobre todo al escuchar que el PSOE se descuelga más de 5 puntos en la capital mientras el alcalde “acabado” gana un concejal más en la previsión. La próxima vez que el Gobierno publique un sondeo CIS hablaremos también de patetismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.