Mientras el propio presidente de la Junta se entretiene jugando con las palabras en un ejercicio de nominalismo impropio de una persona seria, los datos sobre el paro se suceden cada día más estremecedores. El último informe de Analistas Económicos de Andalucía (Unicaja/Braulio Medel) cuenta con que el empleo comenzará tímidamente a emerger a mediados de 2011 pero que para entonces ya habrá alcanzado a un temeroso 27’8 de la población activa, la tasa más terrible que ha padecido Andalucía en toda su historia contemporánea. Queda por ver qué hará la Junta, ahora sin dinero para inversiones estimulantes ni más cuartos que los que dedica al despilfarro. Laboralmente estamos tocando fondo. El toque estará en ver a que velocidad saldremos, en su día, desde las profundidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.