Una grave noticia ha ensombrecido las jubilosas navidades que, a pesar de la situación socioeconómica, se está viviendo en nuestra tierra. El asesinato de una mujer colombiana de 42 años a manos de su compañero, un joven cubano de apenas 21, el cual, tras asestarle varias puñaladas y degollarla, lanzó su cadáver por la ventana al patio interior de la vivienda antes de presentarse en comisaría a denunciar cínicamente la desaparición de la víctima. Se trata de una plaga que afecta a casi todos los países europeos y que en España no ha podido detener una ley de defensa de la mujer a pesar de la dureza y desigualdad que en ella ven, además de una vasta franja de la ciudadanía, muchos jueces y fiscales. Un acontecimiento luctuoso que ha dañado sin remedio el sentimiento solidario propio de estos días en una ciudad que en nada destaca en medio del panorama violento de estos tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.