¿A que no conocen ustedes un solo político que no ronee de ser más municipalista que el sabio Posada? Seguro. Pero en la práctica resulta luego que ninguno de ellos está dispuesto a resolver el problema heredado, histórico, de las estrecheces municipales, fuera de arrimarle a “los suyos” cuanto sea menester. Desde el PSOE andaluz se acaba de proclamar que si la oposición  pretende que la Junta le arregle los problemas a los Ayuntamientos, “aviada va”, nueva proclama de indiferencia frente al grave problema municipal que afecta a la inmensa mayoría de los pueblos de la comunidad, excepto a los de obediencia chavesiana, que “tienen de to”. No habrá una democracia honda, sin embargo, mientras los Ayuntamiento sigan dependiendo de la Junta y del Gobierno para su financiación, por la razón elemental de que quienes pierden con esa fanfarronada no es el partido rival, sino los ciudadanos de cada pueblo. La discriminación que hace el PSOE con esos Ayuntamientos es ya proverbial. Tomar el problema a chacota, encima, es ofender al sentido democrático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.