Andan compitiendo PA e IU en difundir la buena nueva de que, tras las elecciones, no pactarán con nadie para servirle de “muleta”. ¿Y quién puede asegurar eso antes de cerrado el escrutinio? Repasen la hemeroteca y hallarán proclamas idénticas en cada precampaña –de uno y de otra– y recuerden luego que ocurrió al día siguiente, no una sino mil veces. O más fácil aún, estén atentos al día a día y verán a uno y otra bailar el rigodón, cada vez que tienen oportunidad, en la puerta de la “casa común”. En Andalucía el PP ha de ganar por mayoría absoluta si quiere gobernar, y ya hay que ser pánfilo para no ver que votar a la izquierda o a la derecha inmediatas del PSOE no es más que perder el tiempo. El PA ha salvado a Chaves ya en dos ocasiones e IU lo apoya indefectiblemente en asuntos de mayor cuantía aunque prodigue el número de las patas por alto en el negocio pequeño. Tienen que comer y pagar, las criaturas, alguien tiene que salvarlos del “cobrador del frac”, de modo que no pueden caber dudas sobre a qué juegan ni sobre qué harán. 

15 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.