Ha predicado Chaves en Jerez una homilía laboral proclamando el ascenso imparable de la mujer andaluza en el trabajo, destacando que el número de ocupadas habría crecido una barbaridad. Echemos pie a tierra sin salirnos del Servicio Andaluz de Empleo: en nuestra región hay medio millón de parados, de los cuales 300.000, es decir bastante más de la mitad, serían mujeres; en Málaga, el paro de larga duración afecta el doble a las mujeres respecto de los varones; en Sevilla, de los desempleados inscritos en octubre, más de 74.000 eran hembras y sólo 42.000 machos. A estas alturas anda todavía la UGT–o sea, el “sindicato hermano”– reclamando que la maternidad deje de ser un obstáculo como lo es en la actualidad a pesar de los discursos, los institutos y los lobbies de mujeres. Ya ven que al progreso femenino le queda mucho camino que recorrer antes de que se pueda cantar victoria. Cantarla antes de tiempo, además de un camelo, es un engaño intolerable. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.