Ayer se conmemoró en Argentina el treinta aniversario del golpe militar que acarrearía al país la página más negra de su historia. El presidente Kirchner, que coquetea hace tiempo con la idea de aclarar aquella tragedia, se ha apresurado a pedir a los ciudadanos un ejercicio profundo de reflexión sobre lo sucedido, exento en lo posible de los sentimientos de odio y venganza. No ha sido pequeña la mudanza vivida en Argentina desde que al llegar Menem se pactara el “punto final” de las responsabilidades hasta este complejo momento procesal en el que, además de un par de cientos de militares encarcelados, hay otro millar y medio que aguarda (supongo que sin mayor intranquilidad) el desenlace de sus respectivos procesos como reos de secuestros de bebés o de personas adultas, inconcebibles torturas y asesinato de, al menos, esos 22.000 ciudadanos abatidos a los que la burocracia milica reconoce y divide en “oficialistas” y “clandestinos”, y junto a los que figuran en las listas gubernamentales los famosos “NN” o ciudadanos “irreconocibles”. Hoy apenas quedan sombras fundamentales por alumbrar en la infamia que fue el “Plan Cóndor” pues la propia documentación de los asesinos deja constancia clara de lo que fue un atroz operativo definido por el Gobierno norteamericano del momento como un conjunto de “operaciones conjuntas de contrainsurgencia en varios países de América del Sur”, esto es, la propia Argentina, Brasil, Uruguay y Chile. El tiempo todo lo amortigua, no obstante, si es que no logra borrarlo, pero de la Argentina en la que yo viví la euforia generalizada por la “amnistía” menemista a ésta en la que se celebra el funeral concertado de las paces finales, va un abismo. Ya no hay “Madres de Mayo” circulando sin fin en la Plaza de Mayo, ni esporádicos mítines dominicales en San Telmo, y menos porfías en torno a la eventual connivencia de la “inteligentsia” con la tiranía. Desde la distancia se pide tan sólo memoria sin odio ni espíritu vengativo. La concordia es un emplasto balsámico que no cura lo incurable pero que hace lo que puede por reconvertir la herida sangrante en simple cicatriz.

xxxxx

Treinta años ya. Apenas un mal recuerdo, la sombra de una angustia, el rumor del olvido empedrado de algunos nombres trágicos –la ESMA, “Automotores Orletti”, “la Masacre de Fátima”, los aviones funerarios–, apenas la pose electoralista de un gobernante con suerte que no quiere desaprovechar esta baza que él sabe sobradamente desactivada. Argentina va bien, por lo demás, crece contra todas las previsiones, reduce su déficit, mejora la renta, ve crecer su producción, y una nueva generación trata de abrirse paso como puede emergiendo de la reciente catástrofe económica. Hablará Kirschner en las escuelas, pues, habrá música y lágrimas sobre este aniversario que a los alevines porteños o mendozinos les ha de caer tan lejano como a Borges le caía la descomunal carga más o menos imaginariamente encabezada pro su abuelo en plena Pampa, pero no ha de pasar de ahí. Los pueblos temen a la memoria cuando no se aferran a ella con fanatismo, y la verdad, cada día estoy menos seguro de cual de las dos posibilidades resulta más peligrosa, quieren liquidar los fantasmas que suelen ser pésimos inquilinos del presente. ¡A ver qué van a contarnos a nosotros desde Argentina! Cuando de verdad se palpaba el espíritu de fronda en aquella nación fue cuando lo que sus ilustrados taxistas llamaban la “hiperinflación” obligaba a consultar por teléfono el cambio instantáneo del dólar antes de cobrar el importe de la carrera del taxi. Y eso, mal que bien, parece que va mejor, que se atenúa el malestar, que hay plata suficiente para morfar tres veces al día y hasta sobra para el asado del cumpleaños. La memoria debe de andar por el cerebro. Pero yo no me olvidaría, así como así, del estómago.

94 Comentarios

  1. Pues nosotros cerramos mal, pero que muy mal, nuestra transición.
    A los culpables del mayor genocidio entre españoles que conoce nuestra Historia, no se les pidió la más mínima responsabilidad ni siquiera moral y “se irán sin el menor sentimiento de culpa”.

    Hasta los portugueses hicieron su desmonte salazarista con más equidad. No les ha quedado cuentas con el pasado.

    Menos mal que en lo nuestro ya quedan pocos de los autores directos, aunque de los otros, aún los hay a decenas de miles.

  2. Hoy María Antonia Iglesias ha derrochado sentido común en más de la mitad de sus intervenciones en Punto Radio.

  3. Bien distinguido entre la situaicón española y la argentina. Aquí los responsables de aquella lejana trageida están (salvo excepciones) muertos y bien muertos. Allá están por la calle o, todo lo mñas, en casita, como Videla mismo. Allá, además, ya se juzgó y condenó a esos culpables, par que luego fueran indultados; aquí no se podrían ya juzga como no se podrá jugzar a Milosevic. No se empeñen: son cosas distintas. Además, tendríamos que juzgar tambien a Companys, a Carrillo, a Largo, a los paseadores anarquistas, a los chequistas del PCE, del PSOE y hasta de Azaña… ¡Qué horror! No quedaría títtere con cabeza. Bien vista la diferencia por gm. Menos mal que hay gente que conserva un palo en cada mano.

  4. ¿ Como mete a Companys, a Azaña, a Largo…en el mismo saco que a las brigadas del amanecer?
    Hay que conocer la historia desde profesionales e investigadores independientes. O es que al final va a prevalecer la historia de Moa y la FAES ?

  5. Oh ilustre MT, ¿pretende ignorar cuál hubiera sido el genocidio, si pasados los tres o cuatro primeros meses de contienda, establecidos los platos de la balanza, uno en lo que sabemos que fué y el otro en una República REvolucionaria, tutelada por el padrecito Stalin?

    No me pretende ignorar que don Yosif, el exseminarista del Caúcaso, impulsó un genocidio semejante al de Adolfito, ¿verdad? ¿Cuál hubiera sido el de estas Españas? Me juego el poco pelo que me queda que lo habrá pensado alguna vez. Si no lo hizo no es usted cerrado, es cerril.

  6. Me temo, MT, que usted es de esas personas que leen con un solo ojo. Y no estoy diciéndole la chinchorrería de que lee con el que se sienta encima. ¿Qué pasa, que sólo Preston, Fusi, Thomas y aquel cuasi imberbe exucedeo ya difunto están en su particular biblia? ¿O la Francomoribundia del académico es su breviario de seis lecturas diarias?. ¿Qué pasa, que Moa es la bicha repugnante a la que hay que pisar la cabeza?

    Vamos, mi honoreibol. Abra un poco el horizonte. Deje aquello tan antiguo de Arhiman y Ormuz. El mundo no es tan simple como las películas del oeste, con aquella nítida división de los buenos y los malos. Ya el de la boina decía aquello de los hunos y los hotros.

    Nada de equidistancias, de fijar el fiel de la balanza justo en el meridiano que pasa por su mente de usted, tan privilegiada. Pero aquella puta guerrita que todavía parece pesar tanto en el hoy, fue una guerra donde había buenos y malos en als dos trincheras. Y si hubo tanta muerte y tanto dolor descompensado es porque los malos de un lado lo fueron durante al menos un par de décadas. Los del otro lado no tuvieron la misma oportunidad, aunque asomaran la patita por debajo de la puerta.

    Insisto. O insista, que una ya se ha aprendido el código lingüístico de las hembristas de cuota: de ganar los suyos, los buenos, of course, hubiera habido una postguerra de pajarillos canoros, de parques frondosos, de ateneos populares y la gente por la calle tararearía sin cesar a Verdi, silbaría sinfonías del Sordo, se besaría todo el mundo al cruzarse por las mañanas, camino de mercados bien abastecidos, florecerían escuelas trilingües hasta en las aldeas más remotas; en las Casas del Pueblo se repartirían a diario interminables bonos gratuitos no sólo de azúcar y pan, de chicharros en adobo y de filetes rusos, faltaría plus, sino también de bollería fina y de terrinas de puturrú de fuá.

    Vamos a ser adultitos. Y adultitas. Aquella fue una guerra miserable que se veía venir desde Arruit. Digo más, desde que nació el Puigmoltejo, para que se alargase el hilo de la cometa o incluso desde Bailén. Vamos a leer la historia con ojos de personas y no de júligans. O vamos a callarnos. (Desde luego servidora, calladita estaría mejor, porque con estas sus pullas me dan unos sofocos…Oig).

  7. El PSOE lo está consiguiendo, que es lo que tratan de evitar el anftrión y tantos otros razonables: toda guerra deriva al 36, toda discusión sobre el pasado acaba en aquella tragedia. ¿No estamos hablandod e Argentina, cuya dictadura cumple 30 años? Pues a ver a qué viene poemizar sobre Mola y Queipo, Líster y Largo. Es triste ver cómo agarra la mala simiente, la fuerza que tiene la cizaña. gm y tantos otros tratando de poner paz y un partido –que tendría muco que callar, por cierto, como se va sabiendo al fin– promoviendo el odio. Dinero para el rencor en los presupuestos cuando falta en las escelas y hospitales. Por favor, vamos a atenernos al tema de hoy, sin entrar al trapo de los provocadores.

  8. La grosería metafórica ha ido pareja al burdo analisis histórico que se propone sin el menor pudor.
    ¿ pregunte al patrón, mujer ? el sabe.

  9. Desde Buenos Aires te entendemos mejor, amigo. Estamos hasta allá de guerreros, guerristas, justicieros y fiscales de lo que les conviene, pero que se guardan de sus propias culpas. Eso de “perdono pero no olvido” que leo con frecuenica en los periódicos de ahí, ¡vaya boludez! ¡No perdono ni olvido, Ahora bien, les digo que estamos muchos hasta ese sitio de madres de mayo, padres de abril, hijos de junio y abuelas de octubre. Guardemos la memoria de lo que ocurrió, castiguemos a los asesinos y torturadores, y dejemos al resto en paz. ¿Dónde estaban los que ahora piden claridad cuando se torturaba aquí o el terror de Estado campaba por sus respetos en España? Mi padre es español y vivió la guerra. Nunca ha querido volver y ahora me dice cada dos por tres (casi 90 años): “Mi hija, ¿pero no ves que los mismos siguen con lo mismo? Yo no quiero contradecirle y me callo.

  10. Pingback: messa piega
  11. Pingback: hattrickorg
  12. Pingback: acier
  13. Pingback: store-5
  14. Pingback: cartinafinlandia
  15. Pingback: video casero
  16. Pingback: state
  17. Pingback: amazon-monkeys
  18. Pingback: meteo
  19. Pingback: ristrutturazioni
  20. Pingback: ecco-cross
  21. Pingback: dating rules books
  22. Pingback: spandau
  23. Pingback: pierro
  24. Pingback: pizzeria
  25. Pingback: vestito
  26. Pingback: cib symposium rome
  27. Pingback: fff9
  28. Pingback: blog
  29. Pingback: prontera
  30. Pingback: cdse
  31. Pingback: blue-spinel
  32. Pingback: spaweight loss
  33. Pingback: calze
  34. Pingback: plexicovers
  35. Pingback: ferrari 360 spider
  36. Pingback: suonerialitfiba
  37. Pingback: trento+citta
  38. Pingback: bedmites rid
  39. Pingback: martamolla
  40. Pingback: giardino riservato
  41. Pingback: crip gang pictures
  42. Pingback: fairy paper dolls
  43. Pingback: abito-armani
  44. Pingback: spring
  45. Pingback: papka12
  46. Pingback: papka9
  47. Pingback: acquisto giochi
  48. Pingback: amministrazione
  49. Pingback: papka19
  50. Pingback: accordo-canzoni
  51. Pingback: testi+e accordo
  52. Pingback: acquisto-internet
  53. Pingback: bondage comics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.