Se ha conocido estos días un informe económico que pone en claro el perjuicio que soporta Andalucía, comparada con el conjunto nacional o con otras regiones, a la hora de recibir inversiones públicas. Resulta que la Junta, por ejemplo, es con diferencia la Administración autónoma más alejada de la media nacional, ya que aquí esa inversión está en 1.081 euros y en España en 1.702. Antier mismo denunciaba el PP que el Plan Director de Infraestructuras 1997-2007 lleva un retraso por incumplimiento del 90 por ciento, lo que hace completamente inverosímil que se logre en lo que queda de legislatura. Se habrá cerrado este decenio clave, sin cumplir siquiera los propios objetivos propuestos, mientras otras autonomías se forran literalmente gracias a la predilección, sin duda interesada, del Gobierno. He ahí un buen tema para animar las próximas elecciones autonómicas su fueran separadas de las generales. Como lo irán, vamos a dejarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.