Cuando un día lejano el historiador se incline solícito sobre esta temporada para consagrar su memoria entre las futuras generaciones, lo que llame su atención, a tenor de las fuentes, no podrá ser probablemente la pavorosa tragedia del Líbano ni el desafío nuclear de Corea e Irán, no será tampoco la ignominia de esas tribus del hambre náufragas en nuestro océano de incomprensión ni los horrores de una violencia que se ceba en la santa infancia, sino el cabezazo que Zidane le propinó a Materazzi en la final mundialista, no se sabe bien si por mentarle a su santa madre o por escupirle un salivazo racista. Hasta el presidente Chirac ha debido salir a la palestra para sucumbir al chauvinismo defendiendo al héroe patrio a pesar de sus impropios modales, pero ha sido en la Red –esa suerte de “segunda realidad” que está duplicando la experiencia humana—donde hemos podido asistir a unas reacciones tan espectaculares como sorprendentes. ¿Creerían ustedes que el cabezazo de Zidane ha provocado, de entrada, que Yahoo viera multiplicadas por mil sus consultas a propósito de esa proeza capital (y nunca mejor dicho)? Pues créanlo porque es cierto, como lo es que la plataforma Youtube recibió, con motivo del cabezazo y sólo en 72 horas, la friolera de tres millones de consultas, o que, durante muchos días, la palabra más solicitada en el importante motor de búsqueda para blogs Technorati ha sido, naturalmente, Zidane. En ese mundillo virtual se han creado “sitios” específicos a favor o en contra del agresor o del agredido, se han multiplicado los videojuegos creados por la propia ‘basca’ y hasta se ha divulgado una canción –hay que reconocer que descerebrada por completo—que, bajo el título de “Coup de boule”, ha saltado a la fama en cuestión de horas. Dicen que, más que nada por el incidente del cabezazo, el partido de marras figurará como los 110 minutos más célebres de la historia del fútbol, pero a mí me preocupa más que haya borrado de la actualidad, sin dejar ni rastro, tantas calamidades como nos abruman.
                                                               xxxxx
Varios medios han coincidido también estos días en subrayar la revolución en la convivencia humana que está suponiendo la explosión de las comunicaciones interpersonales, el éxito de esa convivencia sin rostro que propicia el diálogo en tiempo real que permiten instrumentos informáticos como el “messenger”. La adicción televisiva ha pasado a formar parte de la Historia y los ‘Simpsons’ llevan camino de convertirse en el eslabón perdido entre el diálogo familiar  de los viejos homínidos patriarcales y la charleta a tumba abierta mantenida sin fronteras por casi ocho millones de usuarios sólo en España. La gente liga o adquiere afrodisíacos en Internet, hace la compra o va de putas a través del ordenata, compra y vende armas letales o niños indefensos con sólo ofrecerle a un canalla los veinte números de la tarjeta de crédito, aprende la receta de ‘Unibomber’ o tienta la suerte en el casino virtual, consigue las respuestas del examen o consulta sus males al médico, sin salir de la pantallita. Un cabezazo mal dado por un famoso, sin ir más lejos, puede acaparar la atención de las masas hasta borrar de la actualidad lo que la ilusión cibernética presenta como una realidad lejana y ajena incapaz de despertar el interés de las masas. Parece, por ejemplo, que en Inglaterra no se ha registrado gesto más impresionante en toda esta agitada década que otro cabezazo, el protocolario que la Reina dio, seguro que haciendo de tripas corazón, al paso del féretro de lady Di. En estas estamos, y lo demás son cuentos. Nuestro mundo real no es el que ofrecen Paul Auster o J.M. Cotzee, ni el nosocomio en que se hacina una Humanidad desnortada que no acaba de encontrar el acceso a la nueva era, sino ése que bebe los vientos por ver repetido una y otra vez el cabezazo de Zidane en el pecho de Materazzi, oé, oé, oé.

999 Comentarios

  1. 12:14
    En mi/nuestra juventud no se conocía invento o avance que no hubiera anticipado Julio Verne con muchas explicaciones pseudocientíficas y a veces científicas pero, en cambio, ninguno de los continuadores de la literatura de ciencia ficción atisbó siquiera las más cotidianas herramientas de uso, hoy común, para disfrute de nietos y abuelos tales como el teléfono móvil, el correo electrónico, los sitios Web, los blogs, el GPS sin contar con la nanotecnología.

    Esto de Internet con sus espectaculares buscadores es, desde luego, lo más revolucionario y la “Enciclopedia Galáctica” de Asimov en su trilogía de “La Fundación”, varias veces alargada, es lo que más se le puede parecer.
    “Lo que no está en Internet no existe” es el dogma de los adictos.

    El mayor problema de éste cúmulo de información es la capacidad para separar el grano de la paja ya que cualquier mindungui puede colgar su “conocimiento” como si fuera el investigador más autorizado.

    Creo que las prácticas de criterio y discriminación deberían ser un capítulo importante en la educación actual.

  2. Se me hace que el Anfitrión se alivia hoy un poquito con el calvo Zizou. Como le consta que soy un hincha casi incondicional de su pensamiento, no creo que se me vaya a ofender por el prefacio quisquillosillo.

    Efectivamente, el lavado de cerebros no fue nunca tan fácil ni tan universal. Se puede imponer una marca de gayumbos porque un figura los deje asomar por encima de la cinturilla del pantalón. O beber mil millones de jóvenes poco dotados para pensar -algo a lo que nadie les ha enseñado- el mismo refresco o idéntica marca de wisky o de tequila. Desde la más tierna infancia, los protobebés no quieren potitos o copos de maiz como no sean de la trade mark que los flashea cien veces a lo largo del día desde la puta –mis disculpas a las señoras meretrices- pantalla.

    Cumplen los veintitantos y siguen siendo semibebés impresionables y tan fáciles de conducir como varios cientos de ovejas por un solo perro bien amaestrado. Prolongan la adolescencia hasta los treinta bien entrados, cuando la mamá les prepara los filetes al punto que a ellos les gusta y gastan sus sueldos basura en carros negros y potentes para poderse matar a modo en la vuelta de un botellón, una mañana de domingo cualquiera.

    Si a alguno le suena Aristóteles es porque hubo una vez un viejo milmillonario que se quilaba a la viuda de un tipo que fue presidente USA, pero no le pregunten el nombre del asesinado en el descapotablón. Lean, lean, el “Charlotte Simmons” del jodío Tomguolf, ahora que el verano da para sus 900 páginas y comprueben cómo furula la juventud yanki, con la única neurona en estado de pudrición, a cuyo modelo está abocada la juventud del resto del mundo mundial.

    Naturalmente que les interesa Zidane. Como el niñato Alonso que corre con Renault y que no sonríe si no es cobrando. O cualquier mendrugo que macarrea con su guitarrón y da saltos en un escenario, con luces alucinógenas y con sonido anulador de los sentidos, mientras la basca se empolva la nariz sin dejar de brincar. Lo del furgo ya es que ni me lo planteo.

    (Un besazo, mi don Elitróforo)

  3. Querida y elocuente señora, mis respetos. Sólo indicarle que los sabios lingüistas de la RAE han decidido que el licor al que se refiere usted, garrafón o embotaellado, se escribe oficialmente “güisqui”, fíjese que astucia filológica y qué audacia ortográfica. Ustes, el anfi, los demas amigos y yo sabemos que esos sabios son muy suyos. A veces, sin embagro, conviene recordar, lo incapaces que son.

  4. Inteligente, como de costumbre, el comentario de don Griyo. Yo creo que lo más parecido a la comunicación vertiginosa de hoy sería la telepatía que, ciertamente, fue utilizada en ciencia-ficción en algunas obras memorables. Pero se les escapó logordo, es verdad.
    A doña Epi mi disconformidad: el Anfitrión no se “alivia” con Zizou sino que, otra vez más, coge al vuelo la pajarilla y le quiat el polvo de las alas.

  5. Me gusta el hilo de la columna, la consecuencia y la moraleja no explícita, peor como soy nuevo no daré mucha lata. La lecciín está al principio. ¿qué mundo es éste que colapsa la Red por un cabezazo hasta olvidarse de la tragedia del Líbano? Seguro que si miramos hoy, el maremoto y el Líbao juntos siguen compitiendo con esa historia. Que paren el mudno que quiero bajarma, ya saben.

  6. 20:52
    Pues si, D. Vacio. Hace unos minutos estuve hablando con un joven que dedicó sus vacaciones anteriores con una ONG en la reconstrucción de Java y no se había enterado del último maremoto. ¡¡Para el Guinness!!
    +++++++++++++++++++++++

    Estoy con D. Ortógrafo, creo. Estos señores que pulen y dan esplendor a veces se les va la mano y se llevan la pátina.

    A mí, para eso de remplazo, sicólogo, setiembre y güisqui no me pillan ni jarto de idem.

  7. Pues les ruego su comprensión para ver el problema que nos plantea nuestro brillante anfitrión desde otra perspectiva. Estabamos quedándonos muy sólos y ha aparecido la “red”, ese sitio donde se puede encontrar la infomación, pero también donde algunos dicen haber encontrado un lugar pequeño, pero al menos un lugar, de libertad. En esta “nueva red” es posible buscar los argumentos y los razonamientos que pueden reconfortar la inherente soledad que siempre va con cada uno de nosotros. Suelo dedicar más de dos horas, cuando mi trabajo me lo permite, a “navegar” por blogs de gente inetresante y os puedo asegurar que no me dió por buscar el famoso cabezazo de Zidane. pero me ha permitido recuperar viejos poemas olvidados, viejas y nuevas fotos de caras de gente que quiero recuperar, y sobre todo leerles sus comentarios que casi siempre me enseñan y me acompañan. Suena un poco cursi, pero gracias.

  8. El calor me ha indispuesto e impedido conversar con ustedes algo más. Hoy mismo me gustaría andar mejor para apoyar tanto e4l aviso a navegantes lanzado por ja como el loor de la Red que hace el insigne Berlin. Lo del cabezazo…, haya paz, paciencia con lo que hay, conformidad y, llegado el caso, propósito de enmienda. Hay grandeza y peligro en la modernidad y, en concreto, en Internet, un abismo al que hoy se asoman gentes indefensas, en espcial esos niños que YA NO AGUANTAN LA TELE sino que se dedican al Messenger. El progreso no es lineal, nada lo es en la vida, salvo el Plan de Dios, en el que van a permitirme que me confirme.

  9. Se extraña don Griyo de que se le escapara a Verne el milagro de la comunicación instantánea. Más notable es que se le escapara a Mc Luhan y a tantos expertos en el tema que nos han dado la vara con él durante decenios. El progreso funciona a saltos, a saltos que tienen su lógica, sin duda, pero a saltos, como si dijéramos “por sustos”, un día porque a un aventurero de le ocurre descubrir un ncontinente, otro porque un meditador descubre que la circulación periférica es la que es, otro, en fin, porque la casualidad ayuda como ayudó a Fleming o hace que coincidan en un hallazgfo fenomenal como es el saco del descubrimiento doble del ADN.

  10. 08:52
    No dije lo que dice que dije, Sr. Marción. La comunicación instantánea no solo la utilizaron todos los autores de ciencia ficción sino que los sucesores de Verne la hicieron absolutamente instantánea pasando por encima incluso de la velocidad de la luz y la Ley de la Relatividad después de aceptada. A lo que me refería es a la comunicación instantánea, masiva, popular e interactiva que es lo que supone Internet.

    La “casualidad” que ayudó a Fleming hubiera ayudado a cualquiera de los cientos o miles de investigadores que “sufrieron” el mismo contratiempo antes que Fleming y que el descubrimiento no fue saber que el moho Penicilium mataba a las bacterias, que ya se sabía pero no podía usarse debido a su toxicidad. El autentico DESCUBRIMIENTO fue separar el principio activo del agente productor.
    Fleming no fue un chambón.

    Tampoco fue un chambón J. Watson descubridor de la estructura del ADN. La auténtica casualidad fue que un estudiante de química inorgánica no le gustara la ciudad centro donde tendría que hacer su tesis, según la beca que tenía concedida en EEUU.
    J. Watson hizo toda clase de equilibrios y hasta pequeños fraudes para hacer su tesis en Londres y en un centro donde había encontrado amigos aunque tuviera que cambiar de disciplina. Esto es saltar de la química inorgánica a la orgánica. Así por las buenas.
    Le recomiendo que lea el simpático librito “La Doble Hélice” donde el genio, que lo fue y lo sigue siendo contó sus aventuras académicas largamente censuradas por sus colegas.

    Las casualidades, como las Musas solo ayudan a quien pillan trabajando.

  11. Creo que es usted quien confunde lo que digo yo, que en modo alguno cuestionaba sus opiniones, tan certeras. ?Fleming cahmbón? Pues, hombre, un poco sí, eso no lo dudó él nunca. Y en cuanto a Watrson recuerde que al mismo tiempol que él, y muy lejos, otro sabio, Crick, descubría lo mismos. Eso se llama, creo, “serendipia”, y una vez ya lo explicó aquí nuestro sabio doméstico. A cambio de su recomendación, yo le remito al libro, tanta sveces citado por jagm, “Las menitras de la Ciencia”, de Federico di Trocchio. Y no hay que creerse todo lo que se lee ni siquiera en las fuentes serias. Leibnitz, Einsrein, toda sa ‘barra’ “cuadró” para que encajaran sus ecuaciones.

  12. Si no recuerdo mal, en el libro “La doble hélice” (absolutamente recomendable), narra que tuvieron que “apurarse” debido a un “preprint” que el hijo de Linus Pauling les mostró, y que tenía un error de cálculo lo suficientemente importante para que el gran Pauling (dos veces Premio Nobel) no se diera cuenta de la existencia de la “doble hélice”. Pero pido disculpas de antemano porque estoy en mi “fábrica” y el libro lo tengo en casa, y en consecuencia hablo de memoria, esa canalla traidora. De todas formas TODOS estos (Darwin, Pauling, Einstein, Fermi, Fleming, etc. ) son escalones en el Progreso del Conocimiento. Lo malo son los escalones que obligan a bajar en este Progreso..

  13. 13:59
    Yo también hablo de memorieta, Sr. Berlín, porque estoy en ese cálido paraíso que se llama Punta Umbría, pero recuerdo que hubo una complicidad del hijo de Pauling que no resta nada al duelo entre un profesor con dos nóbeles y un estudiante de química inorgánica

  14. Pingback: modelfree ones
  15. Pingback: ginban
  16. Pingback: corsarolisco
  17. Pingback: leggendari
  18. Pingback: vetro+
  19. Pingback: jack ya
  20. Pingback: lisa reed
  21. Pingback: Jon ly
  22. Pingback: missy
  23. Pingback: jenny
  24. Pingback: david T
  25. Pingback: Linda huggs
  26. Pingback: mos def fat booty
  27. Pingback: gifts+for the wife
  28. Pingback: credito d imposta
  29. Pingback: merrell sprint
  30. Pingback: emmawaston
  31. Pingback: raccoon-cat door
  32. Pingback: freedom boat mfg
  33. Pingback: tasso mutuo online
  34. Pingback: forza-nuova marche
  35. Pingback: ring-central fax
  36. Pingback: jessicalynch fake
  37. Pingback: blog
  38. Pingback: papka19
  39. Pingback: napoli-antica
  40. Pingback: tlingit-cultures
  41. Pingback: olentangy-braves
  42. Pingback: big jiggling boobs
  43. Pingback: cadillaceldorado
  44. Pingback: wzzm+13football
  45. Pingback: giubbinifay
  46. Pingback: accordo canzoni
  47. Pingback: acquistoportatile
  48. Pingback: acquisto domini
  49. Pingback: acquisto-hardware
  50. Pingback: bondage comics