Resulta desolador que haya que oír por ahí comentarios o críticas que evidencian la ceguera partidista. Sin ir más lejos esas voces que, desde la Junta y su partido, claman ya impacientes por los inevitables “recortes” que ha de hacer el Gobierno, como si esa austeridad forzada no nos concerniera a todos por igual y como si la Junta no hubiera incrementado su endeudamiento en un 25 por ciento en un solo año para repartir las subvenciones con que amarra a sus clientes políticos. Los mismos que tildaban de antipatriotas a quienes anunciaban la crisis que ellos negaban, esperan ahora su difícil remedio en la asperaza de las medidas que todos hemos de adoptar. ¡Que gane el partido y se hunda el mundo! Vamos a ver esta temporada lo cara más fea del perro de presa político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.