Parece ser que a la Mesa de la Ría, vamos, para entendernos, al más que presunto candidato a la alcaldía José Pablo Vázquez Hierro, le molesta la presencia de los partidos en la organización, porque –dicen ellos—es posible que aleje a los ciudadanos y los haba inhibirse en lugar de estimularlos a incorporarse al proyecto. Vaya cuento, compadres, porque ya me explicarán la razón por la que Vázquez mismamente se arroga más “civilidad” que los partidos, que son, que uno sepa, al menos por el momento, los únicos instrumentos de representación reconocidos constitucionalmente. ¡Con lo sencillo que la Mesa hubiera seguido siendo Mesa sin meterse en políticas, como dicen que decía Franco! Me da que la verdad es que ese candidato “civil” quiere espacio libre para su aventura y, a ser posible, sin obstáculos, que tiempo habría, llegado el caso de ver a qué partido se arrimaría si lograra el dudoso escaño. O sea, lo mismo que los demás partidos pero de paisano. Algo más eficaz deberán encontrar si pretenden mantener esa ambiciosa candidatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.