No se explica la situación de muchos médicos del Servicio Andaluz de Salud (SAS), la que atraviesa ¡desde hace 20 años! el colectivo de pediatras contratados a los que la consejería considera tan poco que ni puntúa su antigüedad, lo que viene a ser como tratarlos en plan subcontratilla o así. Y como los pediatras, los psiquiatras, igualmente discriminados en términos laboralmente inaceptables pero sanitariamente disparatados. ¿Necesita el SAS más especialista o no los necesita? En el primer caso carece de sentido, incluso resulta atentatorio contra la buena marcha del servicio contratarlos de mala manera (es verdad que hay casos peores: en urgencias o en verano se ha llegado a contratar médicos por días y hasta por horas), una circunstancia que, de ser conocida por los pacientes, generaría la lógica inquietud. Y en el segundo, ya me dirán por qué se contratan colectivos importantes de facultativos. El SAS falla por la gestión no por el servicio. Eso es algo que los ciudadanos deben saber y que la consejería se encarga de que no sepan. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.