Se agrava la situación familiar en Andalucía, según ese observador de excepción que es ‘Cáritas’, cuyos servicios están palpando día a día el deterioro de la vida y el aumento de las ayudas demandadas, a pesar incluso de la moderada baja en los precios de los alimentos. ‘Cáritas’ reprocha que se movilice tanto dinero para salvar a la banca mientras es escatima con cuentagotas el destinado a combatir la pobreza, y no le falta razón en la medida en que el espectáculo mendicante tras un cuarto de siglo de gobierno sedicente socialista constituye al menos una paradoja. Y ya veremos qué ocurre cuando el paro, como está previsto hasta por el Gobierno, alcance cotas más bajas y los salarios, en consecuencia, se desvencijen. ¡La ‘Andalucía imparable’ haciendo cola a las puertas del comedor público! Mal que le pese, la Junta debe empezar su reacción por abajo, que es por donde más falta hace.

1 Comentario

Responder a Luis Candelas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.