La organización conservacionista Adena acaba de pedir a la Junta que reconsidere su apoyo al proyecto de oleoducto Badajoz-Huelva que cuenta incluso con el apoyo electoral de presidente del Gobierno. Lo hace aprovechando el episodio de indudable gravedad del vertido de fuel que ha servido para dejar claros los riesgos que supondría aumentar la actividad petrolera a dos pasos de la zona turística y del Coto Doñana. Un caso parecido mantienen estos días en Francia una polémica que ha traspasado sus fronteras. Y en cuanto a los compromisos electorales del partido, ahí está la pila de incumplimientos de los contraídos en Huelva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.