No tiene pase que, al margen de la investigación judicial, el Parlamento de Andalucía no meta la nariz en el más fabuloso negocio irregular perpetrado en la autonomía, es decir, en el asunto de los ERE falsos y las prejubilaciones fraudulentas administrados en un “fondo de reptiles” que, por lo que sabemos ya, lleva sobrepasados ya los 1.000 millones de euros. Sería una vergüenza que la legislatura acabara sin que la Cámara conociera siquiera estos escandalosos trapicheos, sencillamente porque ello equivaldría a ocultar al Pueblo allí representado lo peor que ha ocurrido durante ella. Que Griñán,y Chaves, aparte de los tres últimos consejeros de Empleo, estén, de una forma u otra, implicados en el caso no puede justificar que se oculte a la opinión el mayor mangazo de nuestra historia.

1 Comentario

  1. Cultivo una rosaERE para el amiguete fiel
    y para el cruel que me critica,
    que se cre!.
    En mi cortijo mando yo,
    Cultivo un cardo borriquero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.