Tras mucha protesta y plantes, la Junta se ha dado cuenta de que el recorte impuesto al personal sanitario es ilegal y hasta sugiere que puede haber otros colectivos que también resulten “no recortables”. Y uno se pregunta quién proyectará los recortes de la Junta, para qué le sirven a ésta sus servicios jurídicos, porque más bien da la sensación de que esos recortes se han dispuesto a lo tonto modorro, trazando la raya sin pensárselo dos veces, un modo inverosímil de reaccionar contra una crisis tan compleja y delicada. A esa consejera irresponsable debería deberían encargarle una faena más sencilla. Los sanitarios andaluces lo agradecerían una barbaridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.