Marcha atrás

No se ha atrevido el PSOE andaluz a cumplir su compromiso público de colgar en Internet la declaración de patrimonio de todos aquellos militantes que aspiren a ser candidatos en las próximas municipales. Por algo será, qué duda cabe, aunque ciertamente no resulta fácil imaginarlo. ¿Tan mal están las cosas, tanto hay que tapar o, al menos, que temer, qué ha disuadido al partido de gobierno a encender la luz para que se vea que no hay trampa ni cartón en sus manejos? De la imagen mala de los políticos tienen la culpa sus propios dirigentes y, por lo que puede intuirse de una medida como ésta, algunos de ellos mismos. No se pida luego confianza a un pueblo que ve lo que ve pero al que se le impide ver el resto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.