Estará garantizado el triunfo de Susana Díaz -en caso contrario no se hubiera presentado, claro- pero el proceso no va a ser tranquilo ni mucho menos. A dos pasos de Sevilla un alcalde poderoso planta cara  a la Junta, mientras que en Málaga un mascarón de proa viejo como la Tana en el partido es grabado insultando a sus colegas y a CCOO para defender a su jefa, y en Huelva una candidata fracasada, Manuela Parralo, encabeza la partida de Pedro Sánchez con tan escasas perspectivas que el partido le cede su sede, aunque manos ocultas difundan en su contra datos sobre la presunta fortuna de su marido. Que no será facil, que no, aunque no me cabe duda de que los clientes de doña Susana harán cola ante San Telmo cazo en mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.