Mapa en rojo

En los pasillos del Parlamento andaluz puede leerse una discreta advertencia estival a sus Señorías advirtiéndoles de los rigores de su climatización: “No te quedes helado”. En los colegios resuena la voz de los padres calificando las instalaciones de la Junta como “saunas” en las que ellos mismos –¿quién si no?— han de buscar con chapuzas soluciones ante la ola de calor. Claro que la Junta sabe que las vacaciones están cerca y con la obligada diáspora de los alevines desaparecerá el problema… hasta el año que viene. ¡Bastante tiene la Junta con la derrama milmillonaria que suponen los ERE, el saqueo de los fondos de Formación o el trampantojo de Invercaria! Profesores y escolares pueden asarse sentados bajo la canícula, seguros de que no serán sus responsables políticos quienes les alivien el trance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.