¡Los bueyes antes que el carro! El “Gobierno del cambio” anda reinando y reinando en busca de algo insólito: las “funciones”, desconocidas desde hace al menos ocho años, de un millar de “cobrantes” mantenidos por la Junta. Son parte del ejército armado por el “régimen” anterior con gente de su confianza para que -a pesar de la prohibición judicial— se encargara de las tareas propias de los funcionarios y con la que ahora no saben qué hacer los herederos. Es el colmo del desmadre, una auténtica metáfora del absurdo, que pagamos entre todos para que en los partidos se duerma tranquilo y el sueño discurra por donde a ellos les convenga. Tal como van las cosas, hay quien empieza a considerar que lo suyo sería resucitar los históricos “juicios de residencia” en los que lo cargos públicos debían justificar ante el juez tanto lo que hicieron como lo que dejaron de hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.