Como cada verano, la Junta capea como puede el temporal sanitario, reduciendo las plantillas de sanitarios y cerrando habitaciones hospitalarias. Esta vez ya ha anunciado su cúpula que tiene prácticamente resuelto ese problema asistencial, pero desde varias provincias aires de fronda aseguran lo contrario. Y lo mismo en el mundillo universitario, que la Junta da por garantizado mientras varios claustros ponen en duda que con la asignación actual, los consabidos retrasos en las subvenciones y esa maravilla que supone la gratuidad de las matrículas a los alumnos que aprueben, ese circo de nueva pistas pueda dar la función. Da igual: el “régimen” cuenta con que el tórrido verano pasará y ya vendrá el otoño con nuevos problemas que hagan olvidar los viejos. “Ellos” tienen sus propios problemas. Los que aquejan a los ciudadanos pueden esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.