La comedia política sería seguramente silbada en cualquier teatro. Sin ir más lejos, ahí tienen a Ciudadanos ofrecer ahora a sus votantes la golosina de “una auditoría del dinero gastado (por la Junta) en corrupción” tras haber pasado cuatro años sosteniendo, en el Parlamento, la manta que todo lo tapaba. ¡Qué poca vergüenza! Un socio tan fiel como Ciudadanos tendría que explicar, para ser creído, cómo pudo permanecer enrocando con la Junta durante una legislatura entera a pesar de escándalos tan sicalípticos como el de los puticlubs de la Faffe y tantos otros desafueros. Lo probable es que no convenzan más que a los votantes ya determinados a votarlos, tantas veces por demérito de la Derecha convencional. Pero hay que tenerla dura para irrumpir en la campaña electoral exigiendo lo mismo que –ignoramos a qué precio– ocultaron por sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.