Anuncia Unicaja, que suele estar bien informada, que el paro alcanzará el millón y medio en Andalucía a finales del año en curso. Y lo malo es que todo indica que viajaremos hasta ese mal puerto con un Gobiernillo al timón que bastante tiene con quitarse de encima cada mañana las graves acusaciones de corrupción que rivalizan con las que se le vienen haciendo por su entreguismo. Una perspectiva de millón y medio de parados es como para tocar a rebato y poner patas arriba una política regional desnortada en su propia inania, no para esperar acontecimientos que anuncian el fracaso de una autonomía en almoneda. Tal parece que quienes hoy mandan practicaran una estrategia de tierra quemada para dejar a su eventual relevo la peor herencia posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.