Demoledor el informe de Unicaja- de su sociedad de estudios- sobre el presente tenso y el futuro imperfecto de Andalucía. Estamos como en los peores tiempos y nada permite vislumbrar por dónde puede venir el remedio a una explosión del paro que va embalada hacia el 30%. ahora bien, ese remedio no puede surgir sólo de la Junta autónoma ni del exclusivo sacrificio ciudadano, sino que ha de producirse en el contexto general de una política autonómica adecuada de alcance nacional. Sentarse a verlas venir no ha solucionado nunca los problemas ni solucionará esta cuasi aporía en que se ha convertido la crisis en nuestra región. Lo que no tiene pase es un optimismo oficial que, fuera del interés partidista, no tiene hoy, por desgracia, el menor fundamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.