Mal se les pone a los sindicatos el enredo de los ERE fraudulentos, sobre todo tras el descubrimiento de que uno de sus responsables, el de UGT en la Sierra Norte sevillana, haya aparecido incluido en el ERE de la Franja Pirítica de Huelva sin haber pisado jamás una mina. ¿Es que la dirección de UGT no se dio cuenta de semejante suceso, ni siquiera se preguntó por el destino de su mandamás que, de un día para otro, quedaba prejubilado de modo tan sospechoso? Los  sindicatos “mayoritarios” van a tener que explicar unos cuantos asuntos a medida que la madeja de este “caso” se devane y se vea lo que han tenido que ver con un “fondo de reptiles” que ellos deberían haber sido los primeros en denunciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.