En una extensa entrevista publicada aquí antier, el coordinador general de IU-CA, Antonio Maíllo, se explaya en ocurrencias que parecen confirmar la impresión de que este hombre agradable nos produce de entrada: que no da para más de lo que da. A él le ha tocado aguantar el tirón de los “frentistas” apalancados en la Junta y da la sensación de que poco puede hacer para superar su resistencia: con las cosas de comer no se juega; dice que el PSOE es el que está en equilibrio pero eso no se lo cree ni él; dice que si UGT ha mangado (de CCOO no habla) debe excluírsela de la ayuda pública; dice querer transparencia frente a la corrupción pero se atiene a la doctrina minimalista que sostiene como una evidencia que la comisión de los ERE no dejó cabo suelto. Lo dicho: cada uno da para lo que da. Pretender otra cosa es ilusión o puro voluntarismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.