Ante las elecciones que vienen está quedando claro, una vez más, que quien decide en Andalucía es Madrid. A doña Susana le exige el Dr. Sánchez que aumente la alforja electoral –mostrándole, de paso, la puerta de salida– como si desgaste del PSOE fuera culpable solamente el viejo fortín andaluz del “régimen” y no el despelote sanchista. Y el propio presidente Moreno declara que quien decide la composición de las listas andaluzas es Madrid, no él y los suyos. ¿Por qué, acaso en el País Vasco o en Cataluña se pliegan tan fácilmente a los jacobinos? Nuestra autonomía es “condicional” y siempre lo fue. Muchos de nuestros disparates derivan de eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.